Imágenes de Cataluña. Las pruebas del puente del Aéreo de Montserrat

La sociedad Ferrocarril Aéreo de Montserrat S.A. construyó, en el primer tercio del siglo XX, el conocido teleférico que sube al monasterio de Montserrat desde las cercanías de Monistrol, el popular “Aeri de Montserrat”, inaugurado en mayo de 1930. Del montaje y de la maquinaria, se ocupó la empresa Adolf Bleichert & Co de Leipzig (Alemania), la misma firma que construyó el de Montjuic de Barcelona.

La estación de salida de las cabinas está situada en Monistrol, en la orilla izquierda del río Llobregat. Y se accede a ella desde la carretera C-55, llamada ahora “Eix del Cardener” mediante un puente, inaugurado también en 1930. Originalmente era un puente metálico de tres arcos apoyado sobre dos pilas de hormigón armado, que fue volado en los últimos meses de la guerra civil.
En los años cuarenta, la sociedad propietaria decidió reconstruirlo para poner nuevamente en servicio el teleférico. Para ello, encargó el proyecto de reconstrucción al ingeniero de caminos José Juan Aracil, profesor de la Escuela de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos. Los trabajos los realizó la empresa constructora J. Orriols Roca y la dirección de obras corrió a cargo de mi padre Luis Mª Cascante Dávila, ingeniero industrial, que era el delegado de dicha empresa en Manresa. La reforma se ejecutó entre los años 1947 y 1949.

1 Pruebas Puente Aereo montserrat

Luis Mª Cascante fue, durante muchos años, secretario y más adelante presidente de nuestro Club. Y en los años ochenta estuvo también al frente de la Fédération Internationale des Véhicules Anciennes (FIVA).
El nuevo puente, todo él de hormigón armado, se hizo aprovechando las partes de las pilas que no habían sido destruidas. Acabadas las obras y antes de ponerlo en servicio, en el mes de marzo de 1949 se realizaron las pruebas reglamentarias del viaducto: la de carga estática, la de carga dinámica y la de frenada. Para hacerlas se utilizó un camión cargado colocado en diversos puntos del puente, primero detenido, luego circulando sobre él y finalmente frenando en seco a determinada velocidad. Las deformaciones de la estructura se determinaron midiendo los desplazamientos de unas plomadas suspendidas en diversos puntos de la plataforma con relación a puntos fijos del suelo, justo debajo del viaducto. Asistieron a ellas el ingeniero proyectista, un representante de la empresa propietaria, otro del contratista, mi padre como director de la obra y el ingeniero de caminos Juan Llansó de Viñals que luego fue delegado del Ministerio de Obras Públicas en Cataluña.

 3 Pruebas Puente Aereo montserrat

 

El camión era un Maudslay articulado tipo Maharanee de fabricación británica, un modelo que fue puesto en el mercado a partir de 1946. La caja del Maharanee de las fotos era muy bonita y tenía una línea muy influenciada por la de los camiones americanos de la época. En ellas se le ve muy nuevo y, posiblemente fue importado junto con un contingente de camiones y autobuses ingleses a finales de los años cuarenta.

 4 Pruebas Puente Aereo montserrat

En la foto (1) pueden verse, a contraluz, las nuevas armaduras de dos arcos del puente en fase de construcción, antes de ser hormigonadas.
La (2) fue tomada durante el desarrollo de las pruebas de deformación, con el camión cargado sobre el puente y los técnicos midiendo el resultado de las mismas.
En la imagen (3) aparece el frontal del camión Maudslay, juntamente con el ingeniero proyectista, el chófer y probablemente el propietario del vehículo.
En la fotografía (4) todos los presentes posan junto al camión de las pruebas. De izquierda a derecha: un señor no identificado, quizá el contratista; el ingeniero autor del proyecto, Sr. José Juan Aracil; el ingeniero Sr. Juan Llansó; el representante de la empresa Ferrocarril Aéreo de Montserrat; el director de las obras Luis Mª Cascante Dávila y el propietario del vehículo.
La instalación del teleférico y el puente, son una buena muestra del patrimonio cultural e industrial de nuestro país que se conserva en funcionamiento diario. En este caso, casi noventa años después de su construcción y setenta de su rehabilitación. También los aficionados a los coches antiguos contribuimos a la conservación y salvaguarda de ese legado cultural, manteniendo nuestros vehículos y circulando con ellos. Un patrimonio que todos nosotros deseamos que se transmita así, vivo y en marcha, a las generaciones que nos sigan.

 

Texto y fotos, Luis Cascante Gomis, socio ACV nº 57.    

 

Contacta con Presidencia - ACV

icono email respuestaPara cualquier consulta referente a Amigos de los Coches Veteranos no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Rellena el Formulario de la derecha para contactar con Presidencia, estaremos encantados de comunicarnos contigo.

Nota Legal: De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), los datos suministrados por usted, por vía telefónica, e-mail o mediante el formulario disponible en la página web de ACV- Amigos de los Coches Veteranos, quedarán incorporados a un fichero automatizado que será procesado exclusivamente con la finalidad de mantener la relación contractual con el cliente, así como el envío de información relativa a la Solicitud de Información a ACV- Amigos de los Coches Veteranos , que serán los titulares y responsables. Usted podrá ejercer el derecho de acceso, rectificación, cancelación y revocación del consentimiento para la cesión de sus datos en los términos previstos en dicha Ley y en las demás normas que la desarrollan, para ejercitar los mencionados derechos puede dirigirse mediante correo electrónico a acv.pccr@gmail.com

Amigos de los Coches Veteranos